Realizamos diferentes trabajos de demolición. Es una actividad especializada con procesos de trabajo propios y distintos de otras actividades del sector de la construcción. Toda obra mayor de demolición requiere un proyecto visado, tanto si la obra de demolición se realiza de forma independiente, como si se realiza conjuntamente con el proyecto de construcción.

La demolición es lo contrario de construcción: el derribo de edificios y otras estructuras.

Para la mayoría de edificios que tiene dos o tres plantes de altura, el derribo se realiza bien de forma manual o de forma mecánica utilizando plataformas de trabajo elevadas, grúas, excavadoras...

Los edificios más grandes pueden necesitar el uso de una bola de demolición, es un peso pesado suspendido de un cable que se balancea por una grúa hacia la fachada del edificio. Los métodos más modernos utilizan cizallas hidráulicas rotacionales y machacadoras de piedra silenciosas junto con excavadoras para cortar o atravesar madera, acero y hormigón.

Existen varios métodos de trabajo, que pueden clasificarse por la acción que se realiza o por la herramienta que se utilizan. El método de demolición se debe elegir teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Las condiciones de lugar de trabajo (entorno, espacio disponible...)

  • Los materiales a demoler (tipo, dureza, estado,...)

  • La gestión de los residuos resultantes

  • La relación del objeto de la demolición con otras estructuras: influencia de vibraciones, posibilidad de uso de maquinaria especial.

 

 
© 2015 GRUPO LCC. All Rights Reserved. Designed By MFR